Sexo en lugares públicos

Desde que leí en una noticia que una mujer se había grabado mientras se autoestimulaba en Ikea, tenía pendiente abordar los pros y contras de los lugares exóticos para esto del frungimiento porque creo que también tiene mucho de mito e idealización.

Antes de proceder, me gustaría añadir que lo que hizo la buena señora me parece un must a la hora de comprar una cama o un sofá (porque, no sólo los usamos para dormir y ver Netflix, ¿no?). Ahora bien, lo del exhibicionismo no se lo compro porque su libertad para hacerlo termina donde empieza la del resto de clientes que quizás no desean ser partícipes de dicho experimento. Averiguar cómo se pueden probar colchones y sofás también con fines erótico festivos es algo que debería desarrollarse. Ahí lo dejo.

¿Por qué mantenemos relaciones sexuales en los lugares más insospechados?

Continuar leyendo «Sexo en lugares públicos»