El sexo y el amor: ¿dos amigos con derecho a roce?

¿Cuántas veces has escuchado que el sexo con amor es mejor? Quizás menos de lo que lo han escuchado en generaciones anteriores porque, ahora, lo que está de moda es el sexo sin compromiso, sin ataduras y, si para un placer pleno es necesario, sin amor.

¿Somos capaces los seres humanos de separar el sexo y el amor? ¿Por qué parece que han de darse juntas? ¿Es culpa del mito del amor romántico o hay algo más?

Continuar leyendo «El sexo y el amor: ¿dos amigos con derecho a roce?»

26 de octubre, día de la visibilidad intersexual

¿Qué es la intersexualidad?

Ni más ni menos que un ejemplo más de lo difícil (y poco realista) que es reducir la sexualidad humana a modelos en los que sólo existe lo rosa y lo azul, lo femenino y lo masculino. Del mismo modo que la orientación sexual no puede explicarse únicamente con la heterosexualidad y la homosexualidad, o que el género no puede reducirse a categorías cerradas y separadas de lo que es masculino y femenino, desde un punto de vista biológico, tampoco podemos limitar el hecho de ser hombres y mujeres a unas condiciones físicas concretas.

Las personas intersexuales son aquellas que nacen con una combinación de características biológicas masculinas y femeninas. Es decir, hablamos de intersexualidad cuando no se da la tradicional asociación entre cromosomas XX, útero, ovarios, clítoris y vulva para lo femenino o entre cromosomas XY, próstata, testículos, escroto y pene para lo masculino. Por ejemplo, hay personas que nacen con un sexo cromosómico masculino (XY) y con vulva o personas con cromosomas XX y clítoris, pero con testículos en vez de ovarios.

Como puedes imaginar, al tratarse de un fenómeno biológico, las personas intersexuales no tienen ninguna voluntad ni capacidad de decisión al respecto ya que los estados intersexuales se originan durante el desarrollo embrionario. Es decir, cuando estamos en el útero se dan una serie de condiciones relacionadas con la combinación de los cromosomas del par 23 (el par sexual), las hormonas sexuales y el desarrollo del tubérculo genital (estructura embrionaria a partir de la cual se definen las gónadas y genitales).

Estados intersexuales

Aunque en medicina se clasifican en grandes grupos (cuatro, seis… depende de la clasificación médica que se mire), se habla de estados intersexuales porque existe una gran variabilidad y podemos encontrarnos casos de una extrema ambigüedad genital que se detecta en el momento del nacimiento hasta casos de intersexualidad indetectables (o que no se han detectado hasta que ha habido algún problema médico relacionado, por ejemplo, con la fertilidad). Al no haber una sola anatomía intersexual, es necesario hablar de estados intersexuales.

Uno de los más conocidos es el Síndrome de insensibilidad androgénica (también conocido como Síndrome de Morris). Resumiendo, muy mucho y contándolo para andar por casa, lo que pasa es que, aunque los cromosomas son XY (es decir, típicamente masculinos), cuando la testosterona tiene que masculinizar los genitales, allá por la sexta o séptima semana de gestación, digamos que estos son impermeables a esa hormona, por lo que los genitales que se desarrollan son típicamente femeninos. Sin embargo, en vez de ovarios y útero, hay testículos no descendidos, por lo que estas personas no menstrúan.

Otro bastante reconocible es el síndrome de Klinefelter. En este caso los cromosomas del par sexual se marcan un trío, haciéndose un XXY y aunque sus genitales son típicamente masculinos, tienen un crecimiento testicular menor al habitual, lo que puede conllevar una menor producción de testosterona y problemas de fertilidad. Son personas con escasa masa muscular, poco vello corporal y facial y, en ocasiones, agrandamiento del pecho.

No es algo nuevo…

No se trata de un fenómeno nuevo, ni mucho menos de una moda. Tampoco es más frecuente que antes. La OMS estima que el 1% de la población es intersexual, mientras que la ONU calcula que lo es el 1,7%. Aproximadamente hay el mismo número de personas albinas en el mundo, pero, así como tenemos una idea más realista de lo que es lo primero, normalmente nadie nos cuenta qué es la intersexualidad.

Las personas intersexuales han existido siempre, pero el desconocimiento y patologización hacen que nazca el estigma. A principios del siglo XX, Hirschfeld, fundador del Instituto de Sexología de Berlín, planteó la intersexualidad como concepto teórico. Años más tarde, en 1930, en su libro La evolución de la sexualidad y los estados intersexuales, Gregorio Marañón escribió que “los estados intersexuales son originariamente fenómenos de la más pura normalidad”. Y que “lo masculino y lo femenino no son dos valores opuestos, sino grados sucesivos”.

¿Qué NO es la intersexualidad?

No es una enfermedad. Al definirla como una combinación de características, podemos afirmar que, en sí misma, no es una patología. Puede suceder que algunas variaciones requieran atención médica, por ejemplo, por desequilibrios hormonales, pero por la forma corporal en sí misma no podemos hablar de enfermedad o trastorno.

Tampoco es una decisión. Se trata de un fenómeno biológico, que tiene lugar durante el desarrollo embrionario y no hay ninguna voluntad por parte de la persona intersexual de serlo.

No son hermafroditas. En un principio, se les asignó este nombre, pero hermafroditas son aquellos animales que tienen un sistema reproductor mixto, capaz de producir tanto gametos femeninos como masculinos. Por ejemplo, los caracoles.

Tampoco son un tercer género. Las personas intersexuales, pueden identificarse como hombres, mujeres o como personas no binarias porque, como ya sabemos, los genitales no definen nuestra identidad, pero no representar un tercer género porque su condición no hace referencia a su identidad, sino a los aspectos biológicos de parte de su sexualidad.

¿Qué pasa cuando nace un bebé intersexual?

Como te contaba hace algunas líneas, la intersexualidad no siempre viene acompañada de una ambigüedad genital evidente, pero cuando es así y los órganos sexuales no están definidos o son ambiguos, tenemos un problema porque existe la obligación jurídica de asignar un sexo al bebé.

Bueno, hasta este mismo año existía la obligación de hacerlo al de pocos días del nacimiento de la criatura, pero con la aprobación de la ley para la igualdad del colectivo LGTBI se prohíbe la cirugía en bebés intersexuales, si no hay razones médicas de peso (es decir, que se deban a preservar su salud y no a “encajar” en un sexo determinado) y se amplía el plazo para especificar el sexo de los hijos en el registro hasta un año.

Algo insuficiente porque hasta que el peque no puede expresase y autorreferenciarse en masculino o femenino no podemos saber su identidad sexual, pero… ya sabemos que las cosas de palacio, van despacio.

Hace décadas la decisión se tomaba en función de a qué se parecía más. En la actualidad, un equipo multidisciplinar formado por endocrinos, pediatras, genetistas y cirujanos valoran cada caso particular para orientar a la familia a la hora de tomar la decisión de asignar un género a su bebé.

Es una situación compleja porque… a veces se acierta y… otras no.

Intersexualidad, transexualidad e identidad

Otro de los mitos asociados a la intersexualidad es que, si eres trans, eres intersexual. Por si acaso, te recordaré que las personas trans son aquellas que no se identifican con el género que se les asignó al nacer en función de sus genitales.

Esto hace que algunas personas intersexuales puedan ser personas trans. Quizás en su infancia se les asignó un género esquivando la ambigüedad de sus genitales, pero su identidad resultó ser otra.

Pero no todas las personas trans son intersexuales. Hay mujeres con testículos, próstata y pene y hombres con útero, ovarios y vulva que no se encuentran en ningún punto del continuo intersexual.

Una vez más nos volvemos a hacer la picha un lío con el tema de identidad y genitalidad. Así que no me queda más remedio que insistir en que ser intersexual está relacionado con las características biológicas del sexo y no tiene nada que ver con la identidad o la orientación sexual de las personas.


Como de lo que no se habla no existe y crecer con la sensación de que no puedes hablar de una parte de ti es terrible y dañino (experiencia que sufren muchas personas intersexuales desde peques), espero haber podido arrojar algo de luz sobre esta realidad con motivo del día internacional de la visibilidad intersexual.

Falta de sexo: ¿pereza o problemas de motivación?

Mañana, 16 de octubre, será el día internacional del perezoso. Sí, del simpático animalito que se toma la vida con ritmo caribeño. Inspirada en la pereza, que además es uno de los siete pecados capitales (de los cuales la gula y la lujuria son mis favoritos), hoy me gustaría reflexionar contigo acerca de por qué somos perezosos y vaguetes a la hora de practicar el sexo. Sí, no me mires así, a veces, lo somos.

Continuar leyendo «Falta de sexo: ¿pereza o problemas de motivación?»

Sexualidad y lactancia

Son bastantes las consultas que giran en torno a la falta de deseo e intimidad sexual tras la llegada de un bebé y es que, aunque durante el embarazo se hace uno o varios másteres sobre lo que va a venir, no pasa lo mismo para saber cómo será la sexualidad post – parto y durante la lactancia. Hay muy poca (in)formación sobre cómo hacerlo, cuándo retomar, lo que cabe esperar y cómo resolver los problemas que puedan ir surgiendo.

Empecemos…

Continuar leyendo «Sexualidad y lactancia»

Sexo y medicamentos

El pasado 25 de septiembre fue el día internacional del farmacéutico, una figura esencial para la salud física y mental del ser humano. No tengo claro si se merecen un día o un mes porque son quienes tienen que aguantar que les solicitemos un antibiótico sin receta, que nos adelanten un medicamento que no nos toca todavía y quienes tienen que contener la sonrisa (¡verás el día que nos quiten las mascarillas) cuando les pedimos una caja de juanolas y les susurramos otra de… preservativosextralubricadosporfavor.

Es evidente que los medicamentos mejoran nuestra calidad y esperanza de vida, así que no tengo mucho más que aportar en este sentido. A pesar de lo que me gusta cualquier película, novela o fantasía medievalizante he de reconocer que sin medicamentos la vida sería un poquitito bastante peor.

Continuar leyendo «Sexo y medicamentos»

Sexo en lugares públicos

Desde que leí en una noticia que una mujer se había grabado mientras se autoestimulaba en Ikea, tenía pendiente abordar los pros y contras de los lugares exóticos para esto del frungimiento porque creo que también tiene mucho de mito e idealización.

Antes de proceder, me gustaría añadir que lo que hizo la buena señora me parece un must a la hora de comprar una cama o un sofá (porque, no sólo los usamos para dormir y ver Netflix, ¿no?). Ahora bien, lo del exhibicionismo no se lo compro porque su libertad para hacerlo termina donde empieza la del resto de clientes que quizás no desean ser partícipes de dicho experimento. Averiguar cómo se pueden probar colchones y sofás también con fines erótico festivos es algo que debería desarrollarse. Ahí lo dejo.

¿Por qué mantenemos relaciones sexuales en los lugares más insospechados?

Continuar leyendo «Sexo en lugares públicos»

Por qué tiran más dos tetas que…

¿Te has preguntado alguna vez por qué los pechos son como son y por qué, además, de su nutritiva función, nos resultan tan sugerentes y atractivos?

Además de su protagonismo en la lactancia, los senos tienen una gran carga estética, erótica y erógena. Pero… empecemos por el principio.

Continuar leyendo «Por qué tiran más dos tetas que…»

«Escribiendo…»

Hacía tiempo que no tenía pareja y, a pesar de lo que le decía su abuela, para ella no era un problema. Ella estaba bien. Tenía su trabajo, sus hobbies, sus amistades y su familia. Aunque no le había ido mal en el amor, no sentía la necesidad de apuntarse a ninguna app para encontrarlo porque, en realidad, no lo buscaba.

Tampoco es que fuera especialmente activa en las redes, pero, a veces, se le ocurrían cosas que, a sus ojos, eran ingeniosas, o bonitas, o injustas, y entonces… las compartía. Quienes normalmente interactuaban con ella eran sus familiares y amigos, hasta que, un día, se dio cuenta de que había un perfil que comentaba sus publicaciones con cierta asiduidad. Eran comentarios puntuales y breves, pero divertidos e inteligentes.

Entonces, se descubrió sonriendo… y respondiendo. Toda una sorpresa.

En principio se lo tomó como una aventura. Ella, que siempre había escuchado a sus amigas contar cómo conocían a sus ligues en Internet, se sentía totalmente novata y perdida. Sin embargo, la curiosidad ganó la primera partida.

Hablar hasta altas horas de la noche se había convertido en una costumbre para ellos. También darse los buenos días y contarse cosas cotidianas, así como experiencias o pensamientos que nunca antes habían compartido con nadie. La complicidad ganó la siguiente partida.

«Escribiendo…»

Continuar leyendo ««Escribiendo…»»

Todos son «días del padre»

Hoy es 19 de marzo, otro más. Creo que el vigésimo noveno que pasamos sin ti, papá, y, aunque escribo estas líneas con lágrimas en los ojos, no es un día tan diferente a los demás porque todos, todos y cada uno de los días que he vivido sin ti, te he echado (y te echo) de menos.

En otras ocasiones, en este mismo blog, he contado cómo fue para Bea y para mí perderte siendo tan pequeñas. Y también sobre las emociones que me provocó, y aún me provoca, una herida como aquella.

En parte lo hago por si, leerme, puede ayudar a personas que han vivido situaciones parecidas a no sentirse solas en su dolor. También lo hago por mí, para poder poner palabras a lo que siento, y un poquito también por ti, como si ésta pudiera ser una más de tantas conversaciones que teníamos, en las que tú me escuchabas y explicabas con infinita paciencia todo lo que a mí, tu microbio curioso y parlanchín, se me ocurría preguntarte.

Continuar leyendo «Todos son «días del padre»»

«Hoy toca sexo, con Laura Morán» en Gente Despierta

Hace unos días, el 19 de noviembre, se cumplía un añito de mi primera colaboración en Gente Despierta, el estupendo programa de radio que mejora las noches del lunes al jueves desde las emisoras de RNE.

Desde ese día, por culpa de David Sierra, tengo la enorme suerte de colaborar semanalmente. Y lo hago felizmente acompañada por el jefe, Alfredo Menéndez, por Ramón Arangüena y, cuando no me abandona por Master Chef, también por David.

Consciente de que para much@s «no son horas», os facilito un listado de los temas que hemos tratado para estéis a un click de poder disfrutarlos.

Y, si quisiérais participar, que sepáis que esta temporada la colaboración es en directo y podéis enviar vuestros audios de WhatsApp al teléfono del programa 683 67 19 09.

¡Nos escuchamos!

Colaboraciones en Gente Despierta

1 ¿Qué es la sexualidad? (A partir del minuto 18’30»)

2 ¿Qué debería incluir nuestra educación sexual? (A partir del minuto 14’30».)

3 La eyaculación precoz no existe (desde el principio)

4 Frigidez, preliminares y coitocentrismo (desde el principio)

5 Juguetería erótica (desde el principio)

6 ViagraS y el deseo sexual (desde el principio)

Continuar leyendo ««Hoy toca sexo, con Laura Morán» en Gente Despierta»